PARQUET FLOTANTE

El parquet flotante o multicapa es el parquet más adaptable a cualquier situación. Las ventajas que lo definen como el sistema de parquet más estandarizado hoy día son los siguientes:

1. Es un parquet pre-acabado: barnizado de fábrica. Este hecho acarrea dos grandes ventajas: por un lado el acabado es casi perfecto, imposible de obtener manualmente. Por otro lado, al venir ya barnizado se evitan los inconvenientes de instalación para viviendas en las que se está viviendo o que están amuebladas, al no hacer falta salir de casa para montar el parquet.

2. Por otro lado se coloca de modo “flotante”. Esto quiere decir que no lleva ningún tipo de sujeción al suelo, solamente va machihembrado entre sí, encajadas unas piezas con otras como si de un puzzle se tratara. Ello nos permite instalarlo sobre cualquier base sea de terrazo, mortero, pasta niveladora, gres, cerámica, etc… Únicamente se ha de cuidar que el suelo esté convenientemente nivelado.

3. Por su construcción, es una forma de parquet muy estable frente a los cambios climáticos de temperatura y humedad.

4. Admite gran variedad de diseños y acabados: tabla tradicional, lama amplia, mate, satinado, brillo, selecto, rústico, múltiples maderas y colores, etc…

Estructura de 3 capas.
Parquet Haro 4000 (13mm.)
Cubierta de barco, planchas, prefabricadas, lama Classic.
El único punto débil frente a otros tipos de parquet ya explicados, consistiría en que la capa noble de madera es más fina que en un parquet encolado o tarima, pues la parte inferior de un parquet flotante habitualmente es de abeto o chopo alistonado. Todo y esto, la vida media de un parquet rondará los 30-40 años con un uso medio.